Vacunas

¿Qué es y como funcionan las vacunas?

 

De acuerdo con la Fundación Huésped, las vacunas son aquellas preparaciones (producidas con toxoides, bacterias, virus atenuados, muertos o realizadas por ingeniería genética y otras tecnologías) que se administran a las personas para generar inmunidad activa y duradera contra una enfermedad estimulando la producción de defensas. También existe otro tipo de protección generada a partir de gamaglobulinas, que producen inmunidad inmediata y transitoria a través de la aplicación directa de anticuerpos.

Cuando se administra una vacuna el sistema inmunológico reconoce el antígeno, interpreta que se trata de la enfermedad y produce anticuerpos (defensas) contra esta.

 

Por eso si la persona entra en contacto con el microorganismo contra el cual fue vacunada en algún momento de su vida, las defensas generadas gracias a la vacuna se encargan de protegerla para evitar la enfermedad o que ésta sea leve.

Los desafíos de las vacunas para el COVID-19

 

El 25 de Julio, integrantes de la Alianza Internacional de Vacunas (GAVI) informaron a los medios que existían nueve vacunas con grandes posibilidades de éxito, siete se las cuáles estaban comenzando la fase de pruebas en Humanos. La OMS esta invirtiendo un esfuerzo masivo en acompañar los esfuerzos de encontrar y validar vacunas eficaces para el COVID-19 a la brevedad posible. Lo países donantes las fundaciones y la comunidad científica también están centrando esfuerzos únicos en su desarrollo. Históricamente, el desarrollo de vacunas lleva años y en este caso los tiempos se han acortado a meses. Hay algunos aspectos fundamentales a considerar respecto de las Vacunas para el COVID-19:

 

  • Acceso: Una vez de completado con éxito los estudios en su última fase de investigación y habiendo desarrollado una vacuna con alto desempeño, pasará un tiempo significativo para que este accesible a las personas que se pudieran beneficiar.

  • Logística: Hay procesos de manufactura de las vacunas en cantidades necesarias, la disposición de insumos, como pueden ser ampolletas, jeringas y agujas que no se han producido aún. Esto demorará sin lugar a duda la preparación final de las mismas. Una vez concluida su manufactura, comienza su distribución a los países que la reciban y de ahí a las comunidades que serán vacunadas. Es altamente probable que las vacunas requieran de refrigeración y cadena de frío, esto es desafío para poder inmunizar población lejos de centros urbanos.

  • Precio: Aún cuando las vacunas están siendo desarrollados con una fuerte inversión estatal también participa la industria privada, la mayoría de ellas estarán alcanzada por la propiedad intelectual. ¿Cuál será el precio final de cada vacuna y quién pagará por ellas?

  • Cobertura: Ya hay una clara decisión que las primeras vacunas disponibles se usarán en los profesionales de salud que trabajan directamente con personas con COVId-19, la siguiente población beneficiada será los denominados grupos de riesgo, por ello, se deben manejar las expectativas respecto de cuándo un “ciudadano de a pie” podrá recibirla. Se estima que en los primeros años y en el mejor de los escenarios, el 20% de la  población será vacunada, sin embargo, debemos pensar que muchas personas habrán desarrollado inmunidad al COVID-19 por exponerse con o sin síntomas. 

  • Eficacia: Debido a la emergencia, muchas de las vacunas aprobadas no ofrecerán una completa inmunidad, sin embargo, este abordaje, sumado a las formas de prevención que se conocen, bajarían significativamente la circulación del virus en la comunidad y la vulnerabilidad algunas poblaciones. No se sabe aún cuántas dosis deberán utilizarse y si se requiere vacunación anual, como la vacuna de la gripe.

  • Noticias: Las vacunas son el tema preferido de tratamiento poco profesional de las cuestiones relacionadas con el COVD-19, y también objeto de noticias falsas. Si quieres saber que esta sucediendo en la investigación, desarrollo y pruebas clínicas sobre vacunas debes dirigirte a fuentes fiables. Los anuncios  sobre la disponibilidad de una vacuna para un fecha futura próxima son infundados, ni siquiera los investigadores en los estudios más promisorios pueden aventurar cuando estará lista para su uso expandido.